Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 septiembre 2010 2 07 /09 /septiembre /2010 17:26

¿Qué es la filosofía?


NO SE PUEDE DEFINIR LA FILOSOFÍA ANTES DE HACERLA

El prestigioso filósofo, el Dr. Manuel García Morente, dice que no se puede definir la filosofía antes de hacerla. “Solo sabrán ustedes qué es filosofía, cuando sean realmente filósofos”. Es como decir “sólo sabrán ustedes qué es la natación cuando realmente sean nadadores” Esto quiere decir que la filosofía más que ninguna otra disciplina, necesita ser vivida. Por el momento filosofía es lo que vamos a hacer ahora juntos en este curso de filosofía.[1]

MI MODO DE PENSAR

El término filosofía es muy utilizado en la contemporaneidad. Efectivamente son usuales expresiones como las siguientes: “yo tengo una filosofía muy diferente a la suya con respecto a x tema”, “la filosofía de esta empresa es la siguiente”, “en el mundo debemos actuar con filosofía”, “la filosofía china”, etc. Pero ¿Cuándo ese modo de pensar es verdadera filosofía o simple opinión?

Por el momento llamaremos filosofía a aquellas ideas que tienen un respaldo racional, es decir, que yo puedo defender con razones, que pueden considerarse lógicas, que no existe contradicción entre ellas o ellas con la realidad.

En este caso el filósofo es el que tiene la idea filosófica. Y como lo veremos más adelante con la etimología de filosofía, se puede agregar a la idea filosófica la concepción de ¿quién es el verdadero filósofo? Y se dice que es el que busca la verdad, el que sabe escuchar, el que está dispuesto a modificar su forma de pensamiento cuando encuentra mejores ideas o argumentos racionales. El filósofo no es el que se cierra a nuevas ideas, el que limita su campo su conocimiento, el dogmático.

 TODOS SOMOS FILÓSOFOS

El filósofo austriaco Karl Popper dijo alguna vez que “todos somos filósofos”. Esta afirmación de Popper se refiere a la filosofía en sentido común, en cuanto todo hombre se plantea alguna vez preguntas  “filosóficas” sobre el sentido de las cosas.

En sentido estricto, es decir, como la búsqueda crítica y sistemática de una explicación racional, la filosofía es practicada por algunas personas especialmente reflexivas.  La admiración nos lleva a preguntarnos, la pregunta a la conciencia de ignorancia y ésta a la reflexión formal. Quien no se admira o asombra ante las cosas, jamás accede a las otras fases del proceso.[1]

        ¿QUIÉN INVENTÓ LA PALABRA “FILOSOFÍA?

            La mayoría de historiadores en filosofía atribuyen a Pitágoras (580-500 a.C.) el haber inventado el término filosofía. Según Cicerón[2] (106-43 a.C.) y Diógenes de Laercio[3], (Siglo ¿III? d.C.) en la antigüedad, se le llamaba sofos (sovfos =sabio) a cuantos se dedicaban al conocimiento de las cosas divinas y humanas y de los orígenes y causas de todos los hechos. Cuando a Pitágoras le preguntaron sobre su oficio, ¿a qué se dedicaba?, ¿si era sofos?, él contestó: “Arte, no sé ninguno, soy simplemente amigo de la sabiduría (filo sofos)”. Diógenes de Laercio pone en boca de Pitágoras las siguientes palabras: “Ninguno de los hombres es sabio; sólo Dios lo es.”.[4]

VIII. En cuanto al nombre, Pitágoras fue el primero que se lo impuso llamándose filósofo, estando en conversación familiar en Sición con Leontes, tirano de los sicioneses o fliaseos, como refiere Heráclides Póntico en el libro que escribió De la intercepción de la respiración11. «Ninguno de los hombres -dijo Pitágoras- es sabio; lo es sólo Dios». Antes la Filosofía se llamaba sabiduría y sabio el que la profesaba habiendo llegado a lo sumo de su perfección; pero el que se dedicaba a ella se llamaba filósofo. Aunque los sabios se llamaban también sofistas, y aun los poetas; pues Cratino, en su Arquíloco, citando a Homero y a Hesíodo, así los llama. Sabios fueron juzgados Tales, Solón, Periandro, Cleóbulo, Quilón, Biante y Pitaco. A éstos se agregan Anacarsis Escita, Misón Queneo, Ferecides Siro y Epiménides Cretense. Algunos añaden a Pisistrato Tirano. Éstos fueron los sabios. (Tomado del Libro I, capítulo VIII de Diógenes de Laercio, Vida de los Filósofos Más Ilustres).

Pero ¿qué quiso decir Pitágoras con esa famosa expresión: ninguno de los hombres es sabio; lo es sólo Dios? Es evidente que en esa expresión se encuentra una respuesta muy realista: los seres humanos no lo sabemos todo. Dios es el único que todo lo sabe. Los hombres somos buscadores de la sabiduría, buscadores de la verdad no los poseedores o dueños de ella.

        ETIMOLOGÍA DE FILOSOFÍA

La palabra FILOSOFÍA se origina en dos términos griegos, a saber: fivlw (Filo)          que en griego significa amigo, amistad; sovfos         (sofos)   que en griego significa sabiduría.

Desde el punto de vista etimológico podemos decir que la filosofía es el amor o amistad con la sabiduría, que implica la búsqueda de la verdad. La filosofía es, entonces, la búsqueda de la verdad, no la posesión de ella.

RELIGIÓN, FILOSOFÍA Y CIENCIA

Augusto Comte afirmaba que el ser humano había pasado por tres estadios (etapas).

En el principio el hombre atravesó el estado religioso (o mítico). En ese estado el hombre todos los fenómenos los explicaba con el uso de la fe o de los dioses. Históricamente se refería a la vida del ser humano antes del nacimiento de la filosofía, es decir antes del año 500 a.C.

Luego el hombre supera el estado religioso y evoluciona al estado metafísico (filosófico). En este estado el hombre comienza a utilizar la razón: sólo existe lo que puede ser razonado. La razón imperó por muchos siglos: desde el nacimiento de la filosofía en el año 500 a.C. hasta la modernidad, (1500 d.C.).

Pero luego vino un estado que superó al estado metafísico, el estado positivo (la ciencia), donde se requieren pruebas sensibles para demostrar que algo existe. Sólo existe lo que yo puedo probar que existe, lo que empíricamente se pueda comprobar.

Se puede inferir, entonces que existen tres grandes disciplinas: La Religión: que busca la verdad a través de la fe. La Filosofía: que busca la verdad a través de la razón. La Ciencia: que busca la verdad a través del “método científico”.

 

El primer problema filosófico:

ajrchv (principio de todo)


LAS GRANDES INTERROGANTES

La gran interrogante que todos nos hacemos es ¿qué estamos haciendo aquí?, ¿de dónde vinimos?, ¿hacia dónde vamos?, ¿qué somos o quiénes somos?, ¿cómo surgió todo?, ¿cómo surge la vida?

Hay un deseo innato en el ser humano por conocer las respuestas a los grandes interrogantes de la vida, a los grandes misterios que nos rodean. Desde que el ser humano tuvo uso de razón comenzó la larga trayectoria por responder a todas esas preguntas.

El primero que va a contestar esas preguntas es la Religión, posteriormente la Filosofía se va a arriesgar a contestarla, y por último la ciencia dará su estocada final, que es la que predomina en todos los ámbitos intelectuales.

LA RELIGIÓN

Las religiones predominantes en Costa Rica, y Pérez Zeledón no es la excepción, son la católica y la evangélica, ambas de corte cristiano. La religión cristiana (católica y evangélica) que predomina en América y Europa, surge de la religión judía. Aunque los conceptos de Dios y de otras doctrinas judeo-cristianas son originales, éstas tienen su inicio o su arranque en la cultura Sumeria.

¿Qué dice la religión cristiana (católicos y evangélicos) sobre el primer principio? El cristianismo cree firmemente en lo que postula la religión judía. A su vez la religión judía toma la respuesta a estas preguntas, sobre el origen, de la cultura sumeria. Por ello en este análisis filosófico del primer principio partiremos de las afirmaciones del pueblo sumerio.

La cultura Sumeria

En el siguiente mapa ubicaremos el pueblo sumerio, que está ubicado al sur de Mesopotamia.

 

En Sumeria fue donde se inventó la escritura. El pueblo de Sumer (al sur de Mesopotamia), pueblo de donde procedió Abraham (el padre de la religión hebrea), tiene la versión más antigua de la Creación, El Enuma Elish y fue escrita unos 2000 a.C., es decir, unos mil años antes que se escribiera la Biblia Judeo Cristiana.

En 1876 los arqueólogos sacaron a la luz una serie de tablillas cubiertas de escritura cuneiforme que contenían el llamado Poema Acadio de la Creación. A partir de esa fecha, los investigadores han encontrado otras copias de dicho texto. La versión más extensa de las encontradas hasta el momento se conoce como Enuma Elish y está compuesta por siete de estas tablillas.

El Enuma Elish afirma que el mundo fue creado en siete días y que comenzó como un gran jardín. Este jardín fue creado por Tiamat, una diosa serpiente antigua.

Dice que los dioses Apsu (el Procreador) y Tiamat (la Madre) se unieron y engendraron numerosos monstruos. Tiempo después surgió una generación de dioses más jóvenes. Uno de ellos, Ea (dios de la sabiduría), desafió y mató a Apsu. Entonces Tiamat se casó con su propio hijo Kingu, engendró monstruos con él y se dispuso a vengarse de Ea. El único que tuvo valor para enfrentarse a Tiamat fue Marduk, hijo de Ea, quien mató a Tiamat y, tras partirla por la mitad, utilizó una de ellas como firmamento para impedir que las aguas de arriba inundaran la tierra, y la otra como base rocosa para el mar y la tierra. Tras asesinar a Tiamat, Marduk se dispone a crear todo lo visible y presenta el siguiente orden: separación del cielo de la tierra y el mar; creación de los planetas y estrellas, creación de los árboles y las hierbas; creación de los animales y los peces; creación del hombre por Marduk con la sangre de Kingu.

Al norte de Sumer, en Babilonia, la diosa Aruru o Ea, modeló al hombre, llamado Endiku, con arcilla. La divinidad sumeria Aruru o Ishtar era llamada madre de todos los vivientes. Esta diosa le otorga la sabiduría a Endiku.

Poema de Gilgamesh (2000 a.C.): Escrita en el año 2000 a.C., el Poema de Gilgamesh habla de un jardín, de un árbol de vida e incluso de una serpiente. Era la hazaña épica de Gilgamesh. La leyenda cuenta la historia de un héroe llamado Gilgamesh, que busca el secreto de la vida eterna. Le dicen que el Jardín del Paraíso alguna vez existió, pero que fue destruido por una gran inundación. Gilgamesh finalmente encuentra el fruto del árbol de la vida, desafortunadamente la inmortalidad le es robada por una serpiente.

Poema de Gilgamesh, importante obra literaria sumeria, escrita en caracteres cuneiformes sobre doce tablillas o cantos de arcilla alrededor del año 2000 a.C. Este poema heroico recibe el nombre de su héroe, Gilgamesh, un despótico rey de Babilonia que gobernó en la ciudad de Uruk, conocida en la Biblia como Erech (actual Warka, en Irak). Según la leyenda, los dioses escuchan las oraciones de los oprimidos ciudadanos de Uruk y envían a un hombre salvaje y brutal, Enkidu, que reta a Gilgamesh a una lucha sin tregua. Concluida la batalla, sin que ninguno de los contendientes resulte claramente victorioso, Gilgamesh y Enkidu se hacen grandes amigos. Emprenden un viaje juntos y comparten numerosas aventuras. Los relatos sobre su heroísmo y valentía al enfrentarse con bestias peligrosas se difundieron por muchos países.

Cuando los dos viajeros regresan a Uruk, Astarté, diosa protectora de la ciudad, proclama su amor por Gilgamesh. Éste la rechaza y la diosa envía al Toro del Cielo para destruir la ciudad.

Gilgamesh y Enkidu dan muerte al toro y, como castigo por participar en esta hazaña, los dioses condenan a muerte a Enkidu. Tras su muerte, Gilgamesh recurre al sabio Utnapishtim para descubrir el secreto de la inmortalidad. El sabio le cuenta la historia de una gran inundación (cuyos detalles son tan similares a los posteriores relatos bíblicos sobre el diluvio que han despertado el interés de los especialistas).

Tras muchas vacilaciones, Utnapishtim revela a Gilgamesh que la planta que confiere la eterna juventud se encuentra en las profundidades del mar. Gilgamesh se sumerge en las aguas y encuentra la planta, pero una serpiente se la roba en el camino de regreso y el héroe, desconsolado, regresa a Uruk para terminar sus días.

Microsoft ® Encarta ® 2008. © 1993-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

La religión judeo-cristiana

¿Quién comenzó la religión judía? El padre de la religión judía no es nada menos que Abraham.

Cuenta la misma Sagrada Escritura que estando Abraham viviendo en Sumer fue llamado por Dios para dejar su tierra e ir a una nueva tierra: la tierra prometida. Abraham salió de Ur de Caldea (Sumer) con su familia y se dirigió a Canaán, donde se fundaría posteriormente el pueblo de Israel. Ver Génesis 11,31; 12,1-5.

Veamos en el siguiente mapa el recorrido que hace Abraham desde Ur de los Caldeos (Sumeria) hasta Canaán, donde fundaría el pueblo de Israel.

Cuando Abraham se vino de Sumer para Canaán a formar el pueblo escogido por Dios, se trajo también las leyendas sobre el origen del mundo. Por ello encontramos en la Biblia que Dios creó el mundo en siete días, que había una serpiente malvada, que había un fruto del árbol de la vida, etc.

Pero aún las evidencias son más claras cuando el Génesis afirma que el Paraíso se encuentra en Sumer y fue ahí donde Dios creó la primera pareja humana (Adán y Eva). Ver Génesis 2,8-14.

Toda la historia que narra el Génesis hasta Abraham, se desarrolla en Sumer. Hasta el Diluvio y el Arca de Noé que va a reposar en las montañas más altas cerca de Sumer, muy al norte de Babilonia, en el Monte Ararat (Ver Génesis 8,4).

 Dios llama a Abraham (1850 a.C.), y lo hace salir de un pueblo pagano, tal vez politeísta (muchos dioses) para formar un pueblo con una doctrina totalmente distinta. El concepto de Dios no estaba muy claro en Abraham, en su hijo Isaac ni en su nieto Jacob (Israel). Pero este Dios va a comenzar a revelarse con un concepto totalmente distinto como los que sobresalen en Moisés, con el nombre de Dios “Yo soy el que soy” (Jehová o Yahvé). El concepto del Dios que conocemos en el judeo-cristianismo comienza a evolucionar lentamente en el pueblo de Israel.

Toda la preparación que Dios desde que llama a Abraham tiene un propósito: hacer nacer a su hijo Jesucristo en este pueblo dentro de 1850 años, que traerá un mensaje de bendición para todas las naciones.

A manera de corolario

El primer principio para el pueblo judeo cristiano es que Dios crea todo ordenadamente:

-       Creó los cielos y la tierra (Gn 1,1)

-       Al principio la tierra estaba desordenada y vacía y llena de tinieblas, y sólo el espíritu (neuma o vida) de Dios se movía en las aguas (Gn 1,2).

-       El Creador hizo que apareciera la luz y la separó de las tinieblas (Gn 1,3-5).

-       Hizo el firmamento que llamó cielo donde estarían las aguas de arriba (Gn 1,6-8).

-       Luego hizo que apareciera la tierra seca para separarla de las aguas (Gn 1,9-10).

-       Luego hizo nacer sobre la tierra la vida vegetal (Gn 1,11-13).

-       Luego hizo aparecer al sol, la luna y las estrellas (Gn 1,14-19).

-       Los primeros seres vivientes que Dios hizo fueron los marinos y las aves (Gn 1,20-23).

-       Luego hizo aparecer los seres vivientes sobre la tierra (Gn 1,24-25).

-       El mismo día (sexto) que Dios creó los animales, pero después de éste creó al ser humano: hombre y mujer los creó (Gn 1,26-27).

La diferencia del animal y del ser humano es que el segundo fue creado a imagen y semejanza de Dios, aparte de que tenía el poder para dominar la tierra y a toda la otra forma de vida viviente (Gn 1,28-31).

La mayoría de religiones han sido creadas por el hombre con el fin de explicarse los fenómenos naturales, pero el judaísmo es una religión creada por Dios (es Dios quien llama a Abraham a formar el pueblo de Dios).

LA FILOSOFÍA

El mito

El mundo del mito: Durante siglos los pueblos han explicado todos los fenómenos naturales con los dioses. Los dioses han sido el tapón que sirve para explicar lo inexplicable.

Los griegos explicaban de una manera muy fantasiosa las leyendas de Zeus, Poseidón, Hades y las otras diosas del Olimpo que determinaban la naturaleza humana. Los rayos eran producidos por un Zeus enojado y el Hades esperaba ansioso a los muertos para no dejarlos salir. Poseidón se encargaba de los mares. Pero miles de dioses más conformaban las intervenciones sobrenaturales en el ser natural enviando enfermedades, terremotos, inundaciones, plagas, etc., sobre los seres humanos. Sin embargo estos dioses no eran tan omniscientes pues el mismo Cronos, padre de los dioses del Olimpo recibió una profecía (oráculos) de que uno de sus hijos lo iba a traicionar y fue engañado por su esposa que ocultó a Zeus. Este era el mundo del mito.

 

Tetis

Tetis (nereida), en la mitología griega, hija de las divinidades marinas Nereo y Doris, y la más famosa de las nereidas. La pretendieron Zeus, el dios supremo, y también Poseidón, dios del mar, quienes le comunicaron la profecía de que daría a luz un hijo que sería más poderoso que su padre. Fue entregada a Peleo, gobernador de los mirmidones, quien era considerado el más digno entre los mortales. De esta unión, Tetis concibió al héroe Aquiles.

Júpiter y Tetis

Júpiter era el dios más poderoso del panteón romano y presentaba las mismas características que Zeus de la mitología griega. En 1811, el pintor neoclásico francés Jean Auguste Dominique Ingres realizó este óleo en el que la ninfa Tetis, antigua amante suya, acude a él para pedirle que interceda por su hijo Aquiles.

Microsoft ® Encarta ® 2008. © 1993-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

 

El primer filósofo: Tales de Mileto

El primer filósofo del que tenemos noticias se llamó Tales de Mileto. Aristóteles (384-322 A.C.)  afirmó que el primer filósofo fue Tales de Mileto (625-546 a.C.) quien al comenzar a buscar el primer ajrchv  o principio se encontró con el agua.

Tales de Mileto:  Filósofo griego nacido en Mileto (Asia Menor). Fundador de la filosofía griega, y considerado como uno de los Siete Sabios de Grecia. Llegó a ser famoso por sus conocimientos de astronomía después de predecir el eclipse de sol que ocurrió el 28 de mayo del 585 a.C. Introdujo la geometría en Grecia. Según Tales, el principio original de todas las cosas es el agua, de la que todo procede y a la que todo vuelve otra vez. Antes de Tales, las explicaciones del universo eran mitológicas, y su interés por la sustancia física básica del mundo marca el nacimiento del pensamiento científico. Tales no dejó escritos; el conocimiento que se tiene de él procede de lo que se cuenta en la Metafísica de Aristóteles. Leamos lo que Aristóteles afirma acerca de Tales de Mileto en la Metafísica:

ARISTÓTELES (384-322 a.C.) ESCRIBE

Tales, fundador de esta filosofía, considera el agua como primer principio. Por esto llega hasta pretender que la tierra descansa en el agua; y se vio probablemente conducido a esta idea, porque observaba que la humedad alimenta todas las cosas, que lo caliente mismo procede de ella, y que todo animal vive de la humedad; y aquello de donde viene todo, es claro, que es el principio de todas las cosas. Otra observación le condujo también a esta opinión. Las semillas de todas las cosas son húmedas por naturaleza y el agua es el principio de las cosas húmedas.

Algunos creen que los hombres de los más remotos tiempos y con ellos los primeros teólogos muy anteriores a nuestra época, se figuraron la naturaleza de la misma manera que Tales. Han presentado como autores del Universo al Océano y a Tetis (23), y los dioses, según ellos, juran por el agua, por esa agua que los poetas llaman Estigia. Porque lo más seguro que existe es igualmente lo que hay de más sagrado; y lo más sagrado que hay es el juramento (24). ¿Hay en esta antigua opinión una explicación de la naturaleza? No es cosa que se vea claramente. Tal fue, por lo que se dice, la doctrina de Tales sobre la primera causa. (Metafísica Libro I, capítulo III).

LA CIENCIA

La ciencia también tiene su hipótesis sobre el origen del Universo, o el primer principio. En forma curiosa los postulados de la misma no difieren mucho de lo que afirma la Religión y la Filosofía (en Tales).

Muchos consideramos que entre religión, filosofía y ciencia no hay contradicción. Al contrario consideramos que si las tres son verdaderas guardan una gran relación que las complementa y enriquece para beneficio de la verdad que el ser humano busca con tanto esmero.

Los tres campos son verdaderos pero cada uno está limitado por su esencia. La religión atiende el mundo de la fe y no es propio de ella indagar en la naturaleza sensible para conocer su esencia, eso le corresponde a la ciencia.

La ciencia tampoco debe indagar el mundo de la fe porque no le compete: está limitada por el mundo sensible, por lo observable, por los fenómenos, por lo que puede ser analizado a través de lo empírico o el método científico. Una afirmación sobre la existencia de Dios desde la perspectiva científica está salida de tono y no existe autoridad moral para lanzarla. Es desde la perspectiva de la fe que se puede ver a Dios.

El Big Bang: Hace 13 700 m.a.

Los científicos afirman que el universo puede tener entre 13500 y 15500 millones de años, aunque mediciones realizadas por la sonda WMAP (Wilkinson Microwave Anisotropy Probe) de la radiación de fondo de microondas permitieron, en febrero de 2003, acotar ese tramo y fijar su edad en 13.700 millones de años, con un margen de error de un 1%. Esta sonda fue lanzada por la NASA en junio de 2001, y sus observaciones permitieron también precisar que las primeras estrellas se formaron unos 200 millones de años después del Big Bang, mucho antes de lo que se creía.

Los astrónomos están convencidos en su gran mayoría de que el Universo surgió en un instante definido, entre 13.500 y 15.500 millones de años antes del momento actual. Los primeros indicios de este hecho provinieron del descubrimiento por parte del astrónomo estadounidense Edwin Hubble, en la década de 1920, de que el Universo se está expandiendo y los cúmulos de galaxias se alejan entre sí. La teoría de la relatividad general propuesta por Albert Einstein también predice esta expansión. Si los componentes del Universo se están separando, esto significa que en el pasado estaban más cerca, y retrocediendo lo suficiente en el tiempo se llega a la conclusión de que todo salió de un único punto matemático (lo que se denomina una singularidad), en una bola de fuego conocida como Gran Explosión o Big Bang. (Microsoft ® Encarta ® 2008. © 1993-2007 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

[1] Santillana. Filosofía 11. Siglo XXI.

[2] Cicerón: Escritor, político y orador Romano.

[3] Diógenes de Laercio: o Diógenes de Alertes. Historiador griego.

[4]Mercedes y Rosaura García Tuduri. Introducción a la Filosofía. Minerva Books. 1973. Pág. 19.

ode M`Y s ӭUnguage:ES-MX'>Mediante la utilización de películas atinentes con la temática del curso, se pretende generar debates o cine-foros que fomenten la criticidad y el análisis de problemáticas filosófico-psicológicas. Se utilizarán filminas.


Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Filosofía
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog del Dr. Esyin Calderón Valverde
  • : Los temas presentados se están actualizando constantemente. Se emiten en una esfera de respeto y libertad de expresión.
  • Contacto

Perfil

  • Dr. Esyin Calderón Valverde
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación

Buscar

Enlaces