Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
12 junio 2011 7 12 /06 /junio /2011 22:46

PROFECÍA BÍBLICA SOBRE EL FIN DE LA IGLESIA CATÓLICA

La Biblia predice que la Iglesia Católica llegará a su fin algún día, antes del fin del mundo.

Te invito a abrir la Palabra de Dios en Apocalipsis 16.

"La Gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira" (Ap 16,19). ¿Quién es la Gran Babilonia? Lo sabremos en un momento, pues la misma Biblia lo dice.

"...Ven aquí y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas" (Ap 17,1).

En el Antiguo Testamento Dios llama a su pueblo infiel o prostituta o ramera cuando se aleja de él. No es una expresión para un sistema político o para una religión extraña o pagana sino para el pueblo de Dios que se aleja de él. Entonces inferimos que se trata de un sistema religioso que se aleja de Dios, y en este contexto cristiano, de Jesús. Es la iglesia que se aleja de Dios. Es un sistema religioso.

"Con ella han fornicado los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación...La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, adornada de oro, piedras precisosas y perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación" (Ap 17,4).

Vamos a ir deduciendo que esta mujer es la Iglesia Católica. Pero hasta el momento no nos dice nada concreto, solo meras especulaciones. Veamos por qué digo que es la Iglesia Católica.

1) Se llama Babilonia la grande (Ap 17,5). Todos sabemos que la Babilonia del tiempo de Juan era Roma. Si relacionamos la religión que está en Roma, entonces no hay duda que es la Iglesia Católica.

Más claro es aún el verso 9: las siete cabezas son siete montes sobre los cuales se sienta la mujer. Todos sabemos, incluso la Biblia Católica Jerusalén lo afirma que esos son los siete montes que están en Roma. No hay duda que estamos hablando de la Iglesia Católica.

2) La mujer estaba hebria de la sangre de los santos y de los mártires (Ap 17,6). Todos recordamos como la iglesia católica persiguió a los santos, a hombre que intentaron traducir la biblia a la lengua vernácula y fueron quemados por la Iglesia católica en la Inquisición. Muchos buenos hombres y mujeres murieron a manos de la iglesia en la inquisición y en las cruzadas.

3) Las aguas donde la mujer está sentada son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas (Ap 17,15). Hace referencia a la universalidad de la iglesia. Está en todo el planeta, en todos los pueblos, es un sistema que ha dominado el mundo desde Constantino hasta nuestros días. Por eso es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra (Ap 17,18). Sin ella no se consagraban reyes y por ella los reyes caían. El Cesaropapismo.

4) El Nuevo Gobierno Mundial, el Anticristo, cuando venga la atacará y la destruirá (Ap. 17,16).

5) El comercio mundial, los que comerciaban con ella se lamentarán pues ya no comerciarán más. Los comerciantes que se enriquecieron con el poder de sus lujos (Ap 18,3) ya no comerciará más la plata o el oro que usa, las perlas finas, la seda o las telas que usa para sus vestimentas, los tipos de madera que usa en sus templos, el incienso, el vino de consagrar y el aceite de la unción de los enfermos, el trigo para hacer las hostias (Ap 18,11-14).

Dios advierte a su pueblo que se salga de ella pues muy pronto su ira vendrá sobre ella: "Salid de ella pueblo mío para que no seáis partícipes de sus pecados" (Ap 18,4). 

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-Biblia-predice-el-fin-de-la-Iglesia-Cat%F3lica.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
7 septiembre 2010 2 07 /09 /septiembre /2010 17:00

LOS EXTRATERRESTRES Y LA BIBLIA

En las últimas décadas se han suscitado una cantidad no pequeña de doctrinas, teorías o filosofías (como usted quiera llamarles) sobre los extraterrestres y la Biblia.

Entre las doctrinas más escandalosos están las siguientes:

- Muchos acontecimientos bíblicos son experiencias con extraterrestres u OVNIS. Entre ellos está el arrebatamiento de Henoc, la aparición de Dios en el monte a Moisés, el carro de Elias, la venida de Jesucristo, etc.

- Ante esta serie de afirmaciones es que me he decidio hablar sobre el tema.

1.  En primer lugar los cristianos debemos ser cautelosos y estar alerta.

2.  Científicamente no se puede afirmar lo que ellos dicen, lo que ubica el tema en el área de la filosofía o la simple especulación.

3.  Si bien es cierto que se han visto OVNIS por todo el planeta, lo que estos UFÓLOGOS afirman al respecto no es compatible con la ciencia. Yo no puedo afirmar algo que puede ser interpretado de distinta manera.

4.  Desde los inicios judeo-cristianos, Satanás se ha esforzado por destruir la fe judía y cristiana. Movimiento como los ateos, los gnósticos, los agnósticos, los masones han buscado la forma de desacreditar la Biblia para que no sea en Dios o en Jesucristo. Es decir, se quiere destruir a la Iglesia y no se ha podido lograr. Con los ateos se decía que todo era falso, que la Biblia era un mito, que había mucha imaginación, que Dios no creó al hombre sino el hombre a Dios, etc. Ahora viene un movimiento diverso que afirma todo lo contrario: la biblia es cierta, los relatos bíblicos son verdaderos, el hombre sí fue creado por dioses, pero todo gira en torno a los OVNIS. Son posiciones distintas y un objetivo en común: desvirtuar lo que dice la Sagrada Escritura.

5. La Biblia dice que después de la I y II Guerra Mundial, cuando haya una crisis ecológica, vendrán falsos profetas diciendo que ellos son Cristo y engañarán a muchos, incluso a cristianos o personas muy conocedoras de la Biblia (Léase Mateo 24).

6. Puede ser que estemos ante un movimiento mundial muy fuerte, tal vez amparado en la secta masónica y sin duda alguna con elementos fuertes del gnosticismo, que ha atacado al cristianismo desde los tiempos del evangelista Juan, y hoy sigue con mucha fuerza. La misma Biblia habla de doctrinas demoníacas que surgirán al final de los tiempos y lo estamos viendo con el movimiento de los homosexuales (atenta contra los principios bíblicos) la doctrina religiosa de los extraterrestres con la reinterpretación de la Biblia, etc.

7.  Ante esta situación los cristianos debemos estar alerta y no dejar que este tipo de doctrinas diabólicas destruya la fe de nuestras ovejas porque estamos en los tiempos finales, estamos a punto de ingresar a la próxima profecía bíblica: la gran tribulación o la gran y última persecución contra la Iglesia Cristiana, y otras religiones más, suscitadas por UN IMPERIO MUNDIAL (o anticristo) y un falso profeta (Apocalipsis 13).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/Los-extranjeros-k1-OVNIS-k2--y-la-Biblia.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
9 septiembre 2009 3 09 /09 /septiembre /2009 18:45

Persecución religiosa

En un noticiero nacional, que el periodista Fabricio Alvarado dirige, Cristo Visión, se dijo que en Inglaterra se está despidiendo a la gente que hable de Jesucristo en sus trabajos, porque atenta contra las creencias de los ateos, homosexuales y otras religiones, pese a que el cristianismo (católicos y evangélicos) son la mayoría: hay persecución religiosa.

En nuestro país un grupo llamado “Movimiento por un estado laico” está promoviendo que se quite a Dios de la Constitución Política de Costa Rica, que se derogue el artículo 75 donde se expresa que la Iglesia Católica es la religión del estado y el 194, donde se menciona el nombre de Dios en el juramento. Se quiere eliminar el nombre de Dios de la Constitución, porque, según la diputada del PAC, Elizabeth Fonseca, que son las personas las que deben tener una religión, no el estado ni las instituciones (La Teja, viernes 4 de setiembre 2009, p. 8).

No saben estos políticos que la democracia es el poder del pueblo y que si en Costa Rica la mayoría son cristianos (católicos o evangélicos), eso implica que el estado es cristiano. Lo que sí debe cuidarse es el peligro de imponer la fe a los que no la quieren, porque el cristianismo se expone, no se impone. Cuando se redactan una serie de prohibiciones, como no hablar de Dios en los centros educativos, donde la mayoría creen en Dios, no orar en las aulas, no entonar cantos cristianos, estamos ante una persecución religiosa, ya que la mayoría de estudiantes son cristianos y los padres de familia queremos que se formen con principios cristianos. Los educadores, y no solo el de Religión, deben fomentar los valores espirituales, el amor a Dios, el seguir los valores religiosos de los padres de familia, y eso se nos debe respetar. El Estado no se puede meter en asuntos de valores religiosos prohibiendo lo que es mejor para las familias.

Lo que se necesita es reformar el artículo 75, y no eliminarlo, donde se diga que los valores cristianos (católicos o evangélicos) son parte esencial del ser costarricense, porque la mayoría somos así. O algo parecido: reformar no derogar, si no vamos a un estado secular, que es el antebrazo del ateísmo.

El miércoles 10 de setiembre, en la Teja, p. 8, se afirma que de todos los candidatos políticos, Otto Guevara, del Movimiento Libertario, aboga por secularizar la Constitución y eliminar la palabra Dios. Políticos como éstos debemos eliminarlos de la lista de candidatos a gobernar en nuestro país. Una persona que crea en Dios no puede jugarse el chance de votar por un hombre que busca alejar al costarricense de los principios cristianos.

¿Qué viene después de esto? Viene la prohibición para que se hable de Dios en las escuelas, colegios o instituciones, so pena de ser despedido porque hablar de Dios va a ser delito, y entonces se cumplirá todo lo que dice la Biblia sobre la Persecución contra la Iglesia que se dará al final de los tiempos: la gran tribulación.

En otro artículo de la Teja, Lunes 7 de setiembre, p. 2, se afirma que incluso en los partidos de fútbol será prohibido el gesto religioso, el arrodillarse para pedirle a Dios, al estilo de Gabelo Conejo, el señalar para el cielo dando la gloria a Dios, las camisetas cristianas debajo del uniforme, etc. Señores, la persecución contra la Iglesia está empezando, pero no seamos partícipes de estos anticristos que quieren eliminar a Dios de la vida social.

Pero ¿qué tenemos que decir sobre los derechos humanos, el respeto a los homosexuales o a otras creencias?

Lo primero que hay que aclarar es que la esencia misma del cristianismo es respeto a otras creencias y formas de vida. De ningún modo el cristianismo, ni Cristo, buscó imponer la fe. Lo que Jesús hizo fue exponer la fe. Exponer nuestro punto de vista de ningún modo es pecado. Yo puedo exponer mi punto de vista como cristiano en mi trabajo, en la Universidad, en el Estadio. Yo puedo hablar de Jesucristo y externarlo y con ello no estoy irrespetando las creencias de nadie. Es lo mismo que hacen los homosexuales con su movimiento gay, ellos exponen sus puntos de vista y de ningún modo eso debe ser castigado: es su punto de vista. Tanto los cristianos, los homosexuales, los musulmanes, los ateos, tienen derecho a confesarse como tales sin recibir persecución laboral por ello, sin ser discriminados.

Si bien es cierto que en la Edad Media la Iglesia Católica, en su ser inicial cristiana, obligó a todos a ser cristianos so pena de muerte, persecución o castigo, no es esa la realidad del cristianismo hoy, que busca retomar los principios de su fundador, Cristo, quien resume todos los mandamientos, leyes, reglamentos en estos dos preceptos: amar a Dios y amar al prójimo, que lo que se aparte o contradiga esto, no puede llamarse cristiano.

Bueno, sin embargo la Biblia dice que al final de los tiempos vendrá una persecución fuerte contra la Iglesia (religiones) y que se implantará el sello de la bestia (creemos que es el Chip de identificación). Se tiene que dar y lo único que podemos hacer es estar preparados.

 

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/Persecuci%F3n-Religiosa-en-C-.-R.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:57

LA CENA DEL SEÑOR O LA HOSTIA

 (Mc 14.12–25; Lc 22.7–23; Jn 13.21–30; 1 Co 11.23–26)

 

17El primer día de la fiesta de los Panes sin levadura, se acercaron los discípulos a Jesús, diciéndole: —¿Dónde quieres que preparemos para que comas la Pascua? 18Él dijo: —Id a la ciudad, a cierto hombre, y decidle: “El Maestro dice: ‘Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la Pascua con mis discípulos’ ”.19Los discípulos hicieron como Jesús les mandó y prepararon la Pascua. 20Cuando cayó la noche se sentó a la mesa con los doce. 21Y mientras comían, dijo: —De cierto os digo que uno de vosotros me va a entregar. 22Entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a preguntarle: —¿Soy yo, Señor? 23Entonces él, respondiendo, dijo: —El que mete la mano conmigo en el plato, ese me va a entregar. 24A la verdad el Hijo del hombre va, tal como está escrito de él, pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. 25Entonces, respondiendo Judas, el que lo iba a entregar, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: —Tú lo has dicho. 26Mientras comían, tomó Jesús el pan, lo bendijo, lo partió y dio a sus discípulos, diciendo: —Tomad, comed; esto es mi cuerpo. 27Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: —Bebed de ella todos, 28porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para perdón de los pecados. 29Os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Mateo 26,17-29

Abusos en la Cena del Señor

17Al anunciaros esto que sigue, no os alabo, porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo peor. 18En primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo. 19Es preciso que entre vosotros haya divisiones, para que se pongan de manifiesto entre vosotros los que son aprobados. 20Cuando, pues, os reunís vosotros, eso no es comer la cena del Señor. 21Al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y mientras uno tiene hambre, otro se embriaga. 22Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo.

 

Institución de la Cena del Señor

(Mt 26.26–29; Mc 14.22–25; Lc 22.14–20)

23Yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: «Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí». 25Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebáis, en memoria de mí». 26Así pues, todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

 

Tomando la Cena indignamente

27De manera que cualquiera que coma este pan o beba esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la copa. 29El que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos han muerto. 31Si, pues, nos examináramos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; 32pero siendo juzgados, somos castigados por el Señor para que no seamos condenados con el mundo.

33Así que, hermanos míos, cuando os reunáis a comer, esperaos unos a otros. 34Si alguno tiene hambre, que coma en su casa, para que no os reunáis para condenación. Las demás cosas las pondré en orden cuando vaya.

I Corintios 11,17-34

 

1.  La palabra “HOSTIA”: término latín que significa víctima o sacrificio.

- En ningún momento se le llama al pan “víctima o sacrificio” en el N.T.

 

2.  La transubstanciación: un simple pan y vino se convierte en el cuerpo y la sangre de Jesús.

-  Ni la palabra ni el concepto aparece en el Nuevo Testamento (éste término fue inventado muchos siglos después por los filósofos católicos).

-  Ni Jesús ni los apóstoles convierten un pan y vino simple en el cuerpo y la sangre de Jesús.

-  Pan y vino como cuerpo y sangre de Jesús es un simbolismo y no una realidad.

-  Migajas en el suelo (de hecho en el N.T. ocurrió muchas veces y no había problema). El problema es cuando comenzamos a ver ese pan y vino como Dios.

- En 1415 en el Concilio de Constanza se discutió que si un hombre a la hora de comulgar derramaba vino sobre su barba, tanto la barba como el hombre tenían que ser quemados. A partir de este concilio se niega el vino a los fieles.

 

3. ¿Se debe adorar el pan y el vino?

-El pan y vino representa, significa pero no es el cuerpo y la sangre de Jesús. Así lo entendieron los primeros cristianos pues nunca se arrodillaron ante la Santa Cena. Tampoco la adoraron los cristianos de los primeros 300 años.

 

4.  Entonces ¿por qué se adora en la Iglesia Católica?

En Egipto había una ceremonia en la cual un pedazo de pastel era consagrado por un sacerdote del culto a la diosa Isis, y se suponía que se convertía en el cuerpo de Osiris. Después se comía y se tomaba vino como parte del rito.

Enciclopedia de Religiones Vol 2 p.76

 

La hostía redonda cuya redondez es tan importante para el misterio romano, es solamente otro símbolo de Baal, o el dios sol”

Hislop, Dos Babilonias p.163

 

En 1854 se descubrió un antiguo templo en Egipto con inscripciones que muestran estos pasteles redondos en un altar.

Cuando los misterios llegaron a Roma bajo el nombre de mitraísmo, los iniciados recibían un pequeño pastel redondo de pan sin levadura que simbolizaba el disco solar.

Esta costumbre pagana de adorar al dios Osiris en ese pequeño pastel redondo pasó a la Iglesia Católica y se fusionó con la práctica de celebrar la Santa Cena. De esas dos prácticas nació la Hostia Católica y por eso se le adora en forma de disco solar como si fuera Dios.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-cena-del-Se%F1or-o-la-Hostia.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:56

LA OFRENDA Y EL DIEZMO

Si bien es cierto que la Iglesia Cristiana (y muchas otras) han caído en el jueguito del materialismo, y también del hedonismo, que han iniciado los Medios de Comunicación Social y se ha vuelto el evangelio más un negocio lucrativo que un deber de llevar la Palabra de Dios, a sabiendas que Dios proveerá, no podemos omitir, que sin caer en esa trampa diabólica del materialismo, donde el tener vale más que el ser, que la Palabra de Dios contiene toda una normativa importante sobre el manejo de los dineros, que incluye bendiciones, veamos.

Hoy hay toda una propaganda satánica de desprestigio al uso de los recursos económicos en la Iglesia. Satanás sabe muy bien que los diezmos y las ofrendas son fundamentales para la predicación del evangelio y por ello ha decidido anularla con el mal testimonio de líderes eclesiales, que han sucumbido ante la tentación de utilizar mal los dineros del Señor. Aparte de esto, Satanás sabe muy bien que las personas que diezman y ofrendan de corazón son bendecidos económicamente por Dios, y por ello se ha empeñado en que el pueblo de Dios no reciba esas bendiciones que promete la Palabra de Dios.

Analice bien esta promesa bíblica de prosperidad:

"Porque yo, Jehová, no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. Desde los días de vuestros padres os apartáis de mis leyes y no las guardáis. ¡Volveos a mí y yo me volveré a vosotros!, ha dicho Jehová de los ejércitos. Pero vosotros decís: ¿En qué hemos de volvernos?. ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y aún preguntáis: ¿En qué te hemos robado?. En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi Casa: Probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, a ver si no os abro las ventanas de los cielos y derramo sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. Todas las naciones os dirán bienaventurados, porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos" (Malaquías 3,6-12).

Si usted es creyente entonces debe saber que el 10% de sus entradas le pertenecen a Dios, y que si no lo da, le está robando a Dios.

Si bien en el Nuevo Testamento no se habla mucho de diezmar, es porque ellos daban más del diezmo: lo daban todo: "vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno" (Hechos 2,45).

Nuestro Señor Jesucristo decía: "...Mayor felicidad hay en dar que en recibir" (Hechos 20,35). También nuestro Señor nos enseñó que hay que dar de lo que nos falta no de lo que nos sobra (Lucas 21,1-4).

Pablo nos recuerda que el que da debe hacerlo de corazón y no de mala gana ni forzado, pues Dios bendice al que da con alegría (II Corintios 9,7). Pablo agrega que el siembra con mezquindad, cosechará también con mezquindad; el que siembra en abundancia, cosechará también en abundancia (II Corintios 9,6).  En este mismo contexto el Señor ha ordenado que los que predican el Evangelio vivan del Evangelio (I Corintios 9,13-14).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-ofrenda-y-el-Diezmo.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:55

Los diez mandamientos Según la Biblia

Éxodo 20,1-17

Muchas personas creen conocer los diez mandamientos que Dios le entregó a Moisés, pero en realidad solo conocen los que inventó San Agustín. Para conocer los diez mandamientos que Dios le dio a Moisés es menester abrir la Biblia en Éxodo 20,1-17.

Los diez mandamientos que Dios le dio a Moisés son los siguientes, según la Palabra de Dios:

1.  No tendrás dioses ajenos delante de mí.

2.  No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que está arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las honrarás, porque yo soy el Señor tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen.

3.  No tomarás el nombre del Señor tu Dios en vano.

4.  Acuérdate del sábado para santificarlo.

5.  Honra a tu padre y a tu madre

6.  No matarás

7.  No cometerás adulterio

8.  No hurtarás

9.  No dirás contra tu prójimo falso testimonio

10.  No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

Los cristianos nos hacemos una pregunta:

¿Por qué no aparece el segundo mandamiento en la lista de los diez mandamientos que enseña la Iglesia Católica a los niños y adultos?

El segundo mandamiento es muy claro: Dios prohibe hacer imágenes de lo que esté en el cielo o en la tierra.

En Deuteronomio 5,7-21 nos dice algo muy parecido: "No harás para tí escultura ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra".

En Deuteronomio 4,15-19 Dios advierte contra la idolatría: "No os corrompáis  y hagáis para vosotros escultura, imagen de figura alguna, efigie de hombre o de mujer, figura de algún animal..."

La Biblia llama a esas imágenes "ídolos" que significa dioses falsos o demonios. De hecho los cultos que se hacen alrededor de imágenes son catalogadas por Dios como sacrificio a los demonios (I Corintios 10,19-20).

Ni el pueblo de Israel ni la Iglesia Cristiana tuvo imágenes al menos durante los primeros 300 años del cristianismo. Hubo una gran aversión hacia las imágenes de parte de la Iglesia Cristiana en los primeros siglos. Además los mandamientos de Dios evidencian la voluntad de Dios. ¡Dios abomina las imágenes!

¿Por qué la Iglesia Católica habrá omitido tan importante mandamiento bíblico?

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/Los-diez-Mandamientos.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:54

Los hermanos de Jesús

Infinidad de textos en el Nuevo Testamento hablan de los hermanos de Jesús: Mateo 12,46; 13,55; Hechos 1,14;

Todavía estaba hablando a la muchedumbre (Jesús), cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera y trataban de hablar con él (Mateo 12,46; Marcos 3,31; y Lucas 8,19).

¿No es éste el hijo del carpintero?  ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros?  (Mateo 13,55-56 y Marcos 6,3).

Después bajo a Cafarnaúm con su madre y sus hermanos y sus discípulos (Juan 2,12).

Y le dijeron sus hermanos: Sal de aquí y vete a Judea,  para que también tus discípulos vean las obras que haces, pues nadie actúa en secreto cuando quiere ser conocido… Es que ni siquiera sus hermanos creían en él (Juan 7,3.5)

Todos estos (los apóstoles) perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos (Hechos 1,14).

¿No tenemos derecho a llevar con nosotros una mujer hermana, como los demás apóstoles y los hermanos del Señor y Cefas? (I Corintios 9,5).

Pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor (Gálatas 1,19).

 Es evidente que no es un texto sacado de la manga de la camisa la que prueba la maternidad humana de María: tuvo muchos hijos. Pero ¿por qué la Biblia no habla de los hijos de María sino de los hermanos de Jesús? – Pues obviamente que los evangelios son cristocéntricos y no mariacéntricos, giran en torno a la persona de Jesús y no de María, por ello escriben en referencia a Jesús y no a María. Recordemos que María todavía no era un tema polémico.

Es interesante notar que el término griego ajdelfov" (adelfós) se traduce como hermano carnal o hermano en la fe. Curiosamente este término es el usado por Mateo, Marcos, Lucas, Juan y Pablo cuando se refiere a los hermanos del Señor.

Si leemos detenidamente los textos anteriores deduciremos, sin mucha dificultad, que no se trata de hermanos en la fe, pues en Juan 7,3.5 nos dice que sus hermanos no creían en él.

Tampoco son apóstoles o discípulos por dos razones: una, porque no creían en él (Jn 7,3-5) y otra porque el mismo texto hace la diferencia entre los hermanos del Señor y los apóstoles o discípulos (Juan 2,12 y Hechos 1,13-14).

Tampoco son primos o parientes, como dijo San Jerónimo en su tratado contra Helvidio en el año 383 por cuanto el término usado es ajdelfov" (adelfós) que se traduce como hermano, y no avvnejyio" (anepsiosjv) que se traduce como primo o suggeni" (sugénis) que se traduce como pariente. Además es comprensible el criterio del exégeta, por cuanto la doctrina mariana en su tiempo ya había sido aceptada, y por ende él tenía que buscar argumentos que concordaran con el pensamiento de la Iglesia de su tiempo, por ello su argumento no puede ser válido, o al menos es dudoso, aparte de que contrasta con el pensamiento eclesial de los primeros siglos.

Repito, curiosamente los cuatro evangelios, el libro de Hechos y Pablo usan el término ajdelfov" (adelfós) que se traduce como hermano y ni uno solo utiliza los otros.

Los hijos de María

¿Será posible encontrar algún nexo que indique que los hermanos de Jesús eran hijos de María, para terminar de aclarar el asunto?

Partamos de los nombres de los hermanos de Jesús, a saber:

¿No es éste el hijo del carpintero?  ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros?  (Mateo 13,55-56 y Marcos 6,3).

Tenemos que los hermanos de Jesús son Jacobo, José, Simón y Judas, y que ninguno de ellos era apóstol o discípulo del Señor, antes de la asunción al cielo. Tome nota de eso.

¿Quiénes estaban al pie de la cruz de nuestro Señor, cuando lo crucificaron? Para ello acudiremos al Evangelio según san Juan, que según dicen era el discípulo amado del Señor que se quedó con María, después de la muerte de nuestro Señor, veamos:

“Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena” (Juan 19,25).

25EiJsthvkeisan de; para; tw`/ staurw`/ tou`  jIhsou` hJ mhvthr aujtou` kai; hJ ajdelfh; th`" mhtro;" aujtou`, Mariva hJ tou` Klwpa` kai; Mariva hJ Magdalhnhv.

Aquí tenemos que al pie de la cruz estaba su madre María, la hermana de su madre, María la mujer de Clopás y María Magdalena. Parece que había cuatro mujeres:

1.     La madre de él, como es obvio, lo dice Juan que se quedó con ella después de la muerte de Jesús.

2.     La hermana de la madre de él.

3.     María la de Clopás.

4.     María Magdalena.

Es interesante notar que muchos hablan de las tres Marías, pero parece absurdo que la hermana de María también se llamara María; ¿qué padre le va a poner a dos de sus hijas el mismo nombre? Al menos no es la costumbre en el pueblo judío o en la literatura bíblica.

Pero veamos lo que dice otro testigo al respecto, analicemos la versión de Mateo:

Había allí muchas mujeres mirando desde lejos, aquellas que habían seguido a Jesús de Galilea para servirle. Entre ellas estaban María Magdalena, María, la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo (Mateo 27,55-56).

55 \Hsan de; ejkei` gunai`ke" pollai; ajpo; makrovqen qewrou`sai, ai{tine" hjkolouvqhsan tw`/  jIhsou` ajpo; th`" Galilaiva" diakonou`sai aujtw`/: 56ejn ai|" h\n Mariva hJ Magdalhnh; kai; Mariva hJ tou`  jIakwvbou kai;  jIwsh;f mhvthr kai; hJ mhvthr tw`n uiJw`n Zebedaivou.

Lo primero que dice Mateo, testigo directo de los hechos, igual que Juan, es que había muchas mujeres.  Pero de las muchas describe a tres mujeres:

1.     María Magdalena (que también describe Juan)

2.     María la madre de Jacobo y de José

3.     La madre de los hijos de Zebedeo

Es curioso que no mencionara la madre de Jesús, ¿o sí la mencionó y no nos dimos cuenta? La segunda María es madre de Jacobo y de José, y resulta que Jacobo y José son hermanos de Jesús, según Mateo 13,55-56. Por lo que podemos inferir que el texto está diciendo, indirectamente, que los hermanos de Jesús, Jacobo y José, son hijos de María.

Analice también los otros evangelios y encontrará coincidencias muy parecidas: Marcos 15,40; Lucas 24,10.

Cabe acotar que no existe ningún elemento milagroso en la muerte de María, pues los Evangelios o el mismo Juan no menciona nada extraño al respecto y se sobreentiende que cuando Juan escribe, 100 d.C., ya María había fallecido. Entonces el asunto de que fue asunta al cielo, hay que ver de dónde se tomó.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/Los-Hermanos-de-Jesus.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:52

EL CELIBATO Y LA BIBLIA

La Palabra de Dios dice: Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer... que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción..." (I Tm 3,2.4-5).

La Palabra de Dios y la historia nos demuestra con claros ejemplos que el celibato no fue impuesto dentro del cristianismo, al menos durante los primeros quince siglos (1500 años) de vida cristiana.

Si bien es cierto, Jesús fue célibe y también Pablo, y Pablo lo recomienda a toda la Iglesia por la pronta venida de Jesús, también es cierto que Jesús nunca impuso el celibato como regla a sus apóstoles (Pedro era casado) ni la Iglesia lo impuso en los primeros siglos.

Si el celibato no es bíblico, entonces, ¿de dónde surge la práctica católica de prohibir a sacerdotes y obispos el derecho a contraer matrimonio?.

Una primera teoría: Fuentes católicas fidedignas (porque proceden de especialistas en ciencias religiosas, teólogos, filósofos, sociólogos católicos) nos dicen que el origen del celibato se remonta a la influencia maniquea en el catolicismo romano. Veamos lo que dicen literalmente en el Tomo 2, Iglesia, Equipo Eucaristía, Ed. Verbo Divino p. 67-68:

"Ahora bien, que todo lo relacionado con la sexualidad sea percibido como "impuro" es un hecho generalmente comprobado en todas las religiones. También el mundo grego-romano conoce esta impureza sexual y la necesidad de observar la continencia por razones de culto (el caso más famoso es el de los vestales). En este contexto socio-religioso y bajo la influencia del pensamiento maniqueo... se introduce el precepto de la continencia eucarística: se prohibe el uso del matrimonio la noche antes de participar en la eucaristía recibiendo la comunión. El paso de esta continencia eucarística general a una ley especial para los clérigos mayores, ordenando la continencia perpetua (celibato), se explica por la vinculación permanente de estos últimos al culto. Sólo esta razón hace comprensible el canon 33 del Sínodo de Elvira (306 d.C.), en el que se prohibe a los sacerdotes y a todos los dedicados al Sagrado Ministerio el engendrar hijos y se les manda que se abstengan de sus esposas. La continencia eucarística, sin duda el origen del celibato sacerdotal, es también la causa que aparta a los seglares de la comunión frecuente".

Una segunda teoría: Afirma que a finales de la Edad Media e inicios de la Moderna muchos hombres se hacían sacerdotes para obtener grandes terrenos (feudos) y pasarlos a sus hijos. Por ello la Iglesia optó por aprobar el Celibato con el fin de que los sacerdotes no se casaran y así no dejaran herencias a sus hijos sino que los terrenos continuasen siendo de la Iglesia Católica.

Jesús presenta el celibato como un don de algunas personas (Mt 19,11-12 ) pero no lo liga con el servicio o ministerio cristiano. El ligar el celibato como obligatorio más parece una doctrina demoníaca que cristiana (I Tm 4,1-3).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/El-Celibato-y-la-Biblia.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:51

EL PURGATORIO Y LA BIBLIA

MACABEOS (125 a.C.)

“Después de haber reunido entre sus hombres cerca de dos mil dracmas, las mandó a Jerusalén para ofrecer un sacrificio por el pecado, obrando muy hermosa y noblemente, pensando en la resurrección. Pues de no esperar que los soldados caídos resucitarían, habría sido superfluo y necio rogar por los muertos... Por eso mandó hacer este sacrificio expiatorio a favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado” (II Macabeos 12,43-46).

PLATÓN (427-347 a.C.)

Platón criticó a los maestros órficos de su tiempo: “... quienes iban a las puertas de los ricos y trataban de persuadirlos de que ellos (los maestros órficos) tenían un poder a su disposición, el cual recibían del cielo, que les permitía, a través de sacrificios y encantamientos, enmendar cualquier crimen cometido por el individuo o sus antepasados... Sus misterios nos sacan de los tormentos del otro mundo, mientras que el ignorarlos es castigado terriblemente” (La República II,7).

IGLESIA CATÓLICA HOY

“... otros ya difuntos, se purifican...” (Lumen Gentium 49)

“... porque santo y saludable es el pensamiento de orar por los difuntos para que queden libres de los pecados...” (Lumen Gentium 50).

LOS CRISTIANOS RESPONDEMOS

El Purgatorio no es una doctrina cristiana:

1. En todo la Biblia no es conocida esta doctrina del Purgatorio y solo es mencionada en el Libro de Macabeos. Este libro, a pesar de ser usado por los primeros cristianos, ha sido cuestionado por los judíos de tal modo que quedó fuera de la lista de libros sagrados o canónicos.

2. La idea del Purgatorio no está clara, por no decir, que no está en todo el pensamiento del Nuevo Testamento, es decir, del mensaje cristiano. Tampoco está presente esta doctrina entre los cristianos de los primeros siglos del cristianismo. La idea de un Purgatorio y oraciones por los difuntos no es conocida en la Iglesia Católica o cristiana hasta el año 600 d.C., cuando el Papa Gregorio el Grande hizo declaraciones de un tercer estado, un lugar para la purificación de las almas antes de su entrada al cielo. Esta doctrina no fue aceptada como dogma católico hasta 1459 en el Concilio de Florencia.

3. La idea del Purgatorio más parece una idea griega (ver Platón) que se filtró en el Libro de Macabeos, por influencia de los griegos, pero que no sustentó en el pensamiento judío ni cristiano.

4. La idea del Purgatorio es criticada en el mismo paganismo por Platón ya que parece ser más bien un medio ilícito de ganar dinero que un medio realmente espiritual.

5. La idea de un Purgatorio contradice la Palabra de Dios, ya que la Biblia dice: “y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9,27). En el caso de la muerte que Jesús relata no menciona nada de un Purgatorio, más bien evidencia el hecho de que lo uno siembra eso cosecha. Es decir, que ya muertos no podemos arrepentirnos (Lucas 16,19-31).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/El-Purgatorio-y-la-Biblia.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:50

LA BIBLIA O LA TRADICIÓN

Los cristianos tenemos como fuente de Revelación solamente las Sagradas Escrituras. Para nosotros sólo las Sagradas Escrituras es la Palabra de Dios.

Para los católicos, por el contrario, existen dos fuentes de la Revelación, a saber: las Sagradas Escrituras y la Tradición. Así lo manifiesta en el Concilio Vaticano II, cuando dice:

“La Sagrada Tradición, pues, y la Sagrada Escritura constituyen un solo depósito sagrado de la Palabra de Dios... Pero el oficio de interpretar auténticamente la Palabra de Dios escrita o transmitida ha sido confiado únicamente al Magisterio vivo de la Iglesia... Es evidente por tanto, que la Sagrada Tradición, la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia, según el designio sapientísimo de Dios, están entrelazados y unidos de tal forma que no tiene consistencia el uno sin los otros, y que juntos, cada uno a su modo, bajo la acción del Espíritu Santo, contribuyen eficazmente a la salvación de las almas” (Dei Verbum 10).

Para los hermanos que desconocen lo que es el Vaticano II les resumimos lo siguiente. En 1962 todos los obispos, especialistas católicos y el Papa se reunieron y en varios documentos escribieron las doctrinas fundamentales del catolicismo. Ese Concilio duró varios años: de 1962 a 1965 y de ellos salió “Los Documentos del Vaticano II”. Un católico que no acate lo que ahí dice, automáticamente no es católico. Estos documentos vienen a ser como la Biblia del Católico; como el Mormón para los Mormones; como el Corán para los Musulmanes; como la Biblia para los cristianos.

La Iglesia Católica cree más en La Tradición que en La Biblia, prueba de ello es que la mayoría de doctrinas católicas se han originado en la Tradición y no en la Biblia. Para ellos la Tradición es la Palabra de Dios.

Entendemos por Tradición aquellas doctrinas que tuvieron un origen fuera de la Biblia, es decir, su origen es extrabíblico. Muchas de ellas son herejías pues son enseñanzas o doctrinas falsas que contradicen lo que dijo nuestro Señor Jesucristo o los apóstoles. Una herejía es una doctrina falsa. No todas las tradiciones católicas son herejías pues algunas de ellas, aunque no tengan un origen bíblico, no contradicen las Sagradas Escrituras.

Ahora leamos lo que dice la Palabra de Dios sobre la Tradición:

“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilizas basadas en las tradiciones de los hombres, conforme a los elementos del mundo, y no según Cristo” (Colosenses 2,8).

Y también agrega:

“Pero si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anuncia un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema... Si alguien os predica un evangelio diferente del que habéis recibido, sea anatema” (Gálatas 1,8-9).

Solo la Sagrada Escritura es la Palabra de Dios. Si alguien cree en otro evangelio, sea anatema o maldito.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-Biblia-o-la-Tradici%F3n.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog del Dr. Esyin Calderón Valverde
  • : Los temas presentados se están actualizando constantemente. Se emiten en una esfera de respeto y libertad de expresión.
  • Contacto

Perfil

  • Dr. Esyin Calderón Valverde
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación

Buscar

Enlaces