Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:51

La Muerte

La MUERTE ha sido para todos los humanos un gran enigma: ¿qué sucede cuando morimos?; ¿a dónde vamos?. Para contestar esta pregunta acudiremos a un personaje de gran autoridad en el tema: a Jesucristo. No interesa lo que piensen las religiones, los psicólogos o cualquier otro especialista, aquí nos interesa lo que piense Dios, lo que dice Jesucristo en su Palabra, ya que para nosotros El es Dios.

Muchos creen que cuando uno se muere, todo se acabó. Sin embargo Jesucristo no comparte esa triste respuesta y nos dice que después de la muerte sigue la vida. De hecho Jesús se refería a la muerte como un dormir (Juan 11,11) y el libro de Hechos también le llama dormir (Hechos 7,60).

Dios dice en su Palabra que el hombre muere una sola vez, y no varias como dicen los seguidores de la Nueva Era, sobre todo los que creen en la reencarnación. Además dice Dios que inmediatamente muere el hombre experimenta un juicio (Hebreos 9,27). Es decir, que cuando usted se muere, Dios lo juzga. Pero no confunda este juicio con el JUICIO FINAL. Recuerde que este juicio es para los muertos, mientras que el Juicio Final es para los que resucitan.

Sin embargo la prueba más exacta sobre la muerte nos la da nuestro Señor Jesucristo en Lucas 16,19-31. Si bien, Jesús está contando una parábola y no un caso real, es evidente que está transmitiendo una realidad: la vida después de la muerte.

Note que Lázaro no cree en Jesús sino que es un mendigo que ha sufrido mucho pero que no le ha hecho mal a nadie. Cuando se muere va al Lugar de Descanso, y es llevado por ángeles (Lucas 16,20-22). Murió el rico que no le hacía bien a nadie y fue llevado al Lugar de Tormento (Lucas 16,19-23). Efectivamente fueron juzgados.

A ese Lugar de Descanso también se le llama Paraíso y ahí van los que aceptan a Jesús, es decir los creyentes, o todos los malos que nos hemos arrepentido de nuestros pecados (Lucas 23,43).

Entre el Lugar de Descanso y el de Tormento hay un gran abismo (Lucas 16,26); parece que puede haber comunicación entre ambos lugares (Lucas 16,23-24); ahí recordaremos todo lo que nos aconteció en la tierra y nos reconoceremos (Lucas 16,24-25); del Lugar de Tormento o Descanso no se puede salir para venir a la tierra (Lucas 16,27-29).

Bien, ya sabes lo que sucederá después de la muerte, ¿estás preparado?.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-muerte-y-la-biblia.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:49

El bautismo no salva

Muchas religiones afirman que el bautismo es una condición determinante para la salvación. Incluso una dice que el bautismo es un sacramento o medio de salvación. Se fundamentan en pasajes como los siguientes:

"El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea se condenará" (Marcos 16,16).

"Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo" (Hechos 2,38).

Los signos

Los judíos para dar a entender las realidades espirituales usaban signos terrenales. Como es difícil entender una realidad espiritual, el judío acudía al signo. La realidad espiritual de creer en Cristo o convertirse y ser perdonado era complicado de comprender, por lo que se usa el signo del bautismo. El bautismo es un lavarse con agua, y nos quita la suciedad dejándonos limpios de tierra, así el creer en Jesús nos lava, nos limpia del pecado.

El bautismo en la Biblia

Tome Marcos 16,16 y separe la realidad espiritual del signo:

Realidad espiritual: El que crea

Signo terrenal:  y sea bautizado

Resultado: se salvará.

La condición para ser salvo es creer. El bautismo es una repetición, sólo que en representación humana de la realidad espiritual.

Tome Hechos 2,38 y haga lo mismo:

Realidad espiritual: Convertíos

Signo Terrenal: y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de Jesucristo.

Resultado 1: para remisión de vuestros pecados

Resultado 2: y recibiréis el don del Espíritu Santo

La realidad espiritual es lo que Dios quiere que hagamos, el signo es la forma que usamos para descubrir la realidad espiritual, para lograr los resultados que en este caso es el perdón de los pecados y recibir el Espíritu Santo.

Ya en Hechos 3,19 solo se menciona la realidad espiritual y el signo se omite. El mismo Jesús en Marcos 16,16b no dice que el que no se bautice se condenará, sólo dice: "el que no crea se condenará". En Hechos 10,43-48 se recibe el Espíritu Santo sin haber recibido el bautismo. Analice Lucas 23,43, Romanos 10,9; Mateo 3,13-17.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/El-bautismo-no-salva.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:48

Somos santos

Desde pequeño escucho hablar de San Agustín, Santa Marta, San Ambrosio, San Martín de Porres, San Francisco de Asís, etc. Siempre anhelé ser santo. Muchas veces escuché que la Iglesia canonizaba a algunas personas y ya eran santas. Siempre creí que para ser santo era necesario que el Papa, el obispo de Roma, me canonizara. Con el tiempo descubrí que no es así. Quiero compartir lo que Dios cree al respecto, es decir lo que Dios dice a través de su Palabra, la santa Biblia.

Lo primero que Dios dice es que "Sin santidad nadie verá al Señor" (Hebreos 12,14). Eso significa que solo los santos se van a salvar, el que no es santo va irremediablemente al infierno.

También dice Dios en su Palabra que "no hay quien sea justo (bueno), ni siquiera uno solo" (Romanos 3,10). Es decir que ni San Agustín, ni Santa Marta, ni San Francisco, ni ningún hombre o mujer que la Iglesia católica declare santo es bueno: todos somos malos. Por eso dice Dios en su Palabra: "todos pecaron y están privados de la gloria de Dios (la salvación)" (Romanos 3,23). Eso quiere decir que por cuanto todos somos pecadores estamos destinados al infierno.

Pero luego dice Dios en el otro versículo "y son justificados (justos, santos, buenos) por el don de su gracia, en virtud de la redención realizada en Cristo Jesús" (Romanos 3,24). Eso significa que todos los creyentes somos santos por cuanto Jesús murió en la cruz por nuestros pecados, como dice la Palabra en I Corintios 15,3.

Por ello también dice Dios en su Palabra "por cuanto nos ha elegido en él (Jesucristo) antes de la fundación del mundo para ser santos e inmaculados en su presencia, en el amor" (Efesios 1,4). Eso significa que todos los que creemos en Jesús somos santos e inmaculados ante Dios (no ante los hombres), y esto Dios lo hizo porque nos ama. Por el amor que Dios nos tiene, nos ha declarado santos.

No es el Papa el que te declara santo, es Jesucristo al borrar tus pecados. El apóstol Pablo estaba convencido de esto, por eso cuando se dirige a los creyentes los llama santos (Romanos 1,7; I Corintios 1,2; Efesios 1,1; Filpen 1,1; etc)

Pero quiero decirles que esa santidad, y por lo tanto salvación que todos los creyentes tenemos no es por nuestras fuerzas o méritos, ni por ser muy bueno, ni por obedecer mandamientos, sino por regalo de Dios: "Pues habéis sido salvados por la gracia mediante la fe; y esto no viene de vosotros, sino que es don de Dios; tampoco viene de las obras para que nadie se gloríe"(Ef 2,8-9).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/Somos-Santos.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:46

Todos somos malos

"No hay justo, ni aun uno: no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga la bueno, no hay ni siquiera uno" (Romanos 3,10-12).

Los Fariseos se caracterizaban por creerse mejor que otros, sin embargo la Palabra de Dios nos enseña que no debemos juzgar, criticar o condenar a nadie, por más malo que sea, porque todos somos pecadores.

Un ejemplo muy ilustrador es sin duda alguna el que nos da Jesús en el Evangelio de Juan 8,1-11. Le traen a Jesús una mujer descubierta cometiendo adulterio para que apruebe la lapidación, pero Jesús condena tal acción, y otras similares, diciendo: "el que no tiene pecados tire la primera piedra".

Y es que todos los humanos tendemos a pecar. Hay en todo ser humano una tendencia pecaminosa, es decir una naturaleza que nos hace pecar aunque no queramos. Pablo lo ilustra de la siguiente manera:

"Lo que hago, no lo entiendo, pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la Ley es buena. De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que está en mí" (Romanos 7,15-17).

Muchos deseamos que a los violadores, asesinos, narcotraficantes, y otros los metan a la cárcel o los condenen a muerte, pero no somos mejores que ellos, pues el que no tiene un pecado tiene otro. Unos tienen una debilidad y otros, otra.

Los creyentes no estamos exentos de pecar, por ello Juan escribe:

"Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros" (I Juan 1,8).

Nadie puede creerse más que otro pues pecado es pecado, no importa que creamos que un pecado es más grave que otro. La Palabra nos dice que usted puede cumplir toda la Ley, pero desobedece uno, es como si no hubiera cumplido ninguno (Santiago 2,10).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/Todos-somos-malos.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:44

La Salvación por obras

¿Se salvarán solamente los cristianos?; ¿es cierto que solo los que aceptan a Jesucristo en su corazón y se arrepienten de sus pecados se salvarán y que el resto irá inevitablemente al infierno?; ¿qué piensa Dios al respecto?; ¿qué pasa con la gente buena en el África o en partes lejanas donde nunca nadie les predicó de Cristo?; ¿qué pasa con el que nunca tuvo la oportunidad de aceptar a Cristo en su corazón? ¿irán al infierno? Veamos lo que dice Dios.

Lo primero que quiero dejar claro es que, según Dios, todos los que acepten a Cristo en su corazón y se arrepientan de sus pecados ya están salvos.  Y cuando Cristo venga solo se llevará a los cristianos, es decir a los creyentes. También, cuando Cristo venga sólo resucitarán los cristianos, y subirán al cielo donde se encontrarán con Jesús en los aires (Mateo 24,31.40-41; I Corintios 15,20-23; I Tes 4,16; Apocalipsis 20,4-6).

El resto de personas que no aceptaron a Cristo porque nadie les predicó, o lo rechazaron tendrán que esperar al JUICIO FINAL. Esa es la segunda resurrección.

Abra su Biblia y busque Mateo 25,31-46. Es el Juicio en el gran trono. Note usted que todos los juzgados nunca conocieron a Jesús (Mateo 24,37-39.44). Es decir, ahí no habrá un solo cristiano, porque los cristianos ya están salvos, ya están con Dios. También note usted que será un juicio por obras. Es decir, si usted fue bueno se salvará, si no hizo buenas obras, se condenará.

Ahora abra su Biblia en Apocalipsis 20,11-15. Nos vuelve a hablar de un gran trono, de nuevo. Aquí, también se nos describe el JUICIO FINAL. Si usted no ha aceptado a Cristo, usted estará en ese JUICIO FINAL.. Note que el cielo y la tierra desaparecerá. Note que estarán delante de Dios todos los muertos: el mar, el Hades, la muerte devolverá a todos sus muertos para que sean juzgados. Y todos los muertos serán juzgados de acuerdo a sus obras (Apocalipsis 20,12-13).

Parece que este JUICIO FINAL ocurrirá mil años después de que Cristo se haya llevado a los cristianos de la tierra, es decir mil años después de la primera resurrección (Apocalipsis 20,4-5).

Otro dato interesante es que parece que los cristianos estaremos juzgando en el Juicio Final. En Apocalipsis 20,4 dice que "se les dio el poder de juzgar". En I Corintios 6,2-3 dice: "¿No sabéis que los santos (los cristianos) han de juzgar al mundo? Y Si vosotros vais a juzgar al mundo... ¿No sabéis que hemos de juzgar a los ángeles?". Por favor lea también Mateo 19,28.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-Salvaci%F3n-por-obras.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:43

La Salvación es gratis

La Palabra "GRACIA" significa gratis y bíblicamente se refiere al gran regalo que Dios le hizo al hombre: la salvación por medio de Jesucristo.

Una manera de salvarse, de no ir al infierno, de pasar la eternidad con Dios es lo que la Biblia llama "Salvación por gracia".(Efesios 2,5).

Por muchos años el hombre intentó salvarse mediante la Ley, es decir obedeciendo los mandamientos o siendo bueno, pero no pudo y se dio cuenta que si tenemos que salvarnos por la Ley entonces no hay escapatoria: estamos condenados al infierno (Romanos 3,10-23 y 7,15-19; Hechos 13,38-39).

De esta manera Dios le demostró al hombre que por sus propias fuerzas no puede salvarse, que si Dios no me regala la salvación voy definitivamente al infierno (Efesios 2,8 y Romanos 3,23).

Entonces Cristo murió por nuestros pecados, es decir ya no tenemos que hacer penitencia ni sacrificio por nuestros pecados, pues ya Cristo los pagó en la cruz (Romanos 3,24-25 y 4,25; 8,1; Gálatas 2,21; Efesios 1,7; Colosenses 2,13-14).

Por supuesto que Dios a nadie le impone la salvación, no debe ni puede. Dios regaló al hombre el don de la libertad desde el día en que lo creó, lo hizo libre para escoger entre el bien y el mal (Génesis 2,16-17), por ende no es correcto que Dios obligue al hombre a salvarse.

Ante Adán y Eva el pecado estaba ahí. Dios le advirtió que el pecado lo conduciría a la infelicidad, pero el hombre tenía potestad de pecar o no pecar, y escogió pecar.

Hoy la salvación está ante el hombre, ante usted, y usted sabe que es buena (es ético de Dios decirnos cuando algo es bueno o malo). Dios no lo va a forzar a usted a salvarse, pero ahí está el tiquete de la salvación. No tiene que ser bueno para salvarse, no tiene que pagar plata para salvarse, no tiene que hacer un gran esfuerzo. La Biblia dice que para uno salvarse solo tiene que arrepentirse y aceptar a Jesús en el corazón (Hechos 3,19; 10,43; Romanos 10,9-10).

Cuando Jesús venga sólo se llevará, y sólo resucitarán los que se salvaron por gracia, es decir los creyentes (Mateo 24,31 y I Tes 4,16-17).

Además los creyentes nunca irán al Juicio Final, pues ya están salvos, al contrario estaremos juzgando (Juan 3,18.36; 5,24; I Corintios 6,1-3).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-salvaci%F3n-es-gratis.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:42

La Ley y la Salvación

Todavía algunas religiones siguen predicando los diez mandamientos y le dicen a su congregación que para poder salvarnos debemos cumplirlos, e incluso se les enseña a los niños desde edades muy tempranas, pero ¿qué piensa Dios al respecto?

Origen de los diez mandamientos: Muchos años antes de que Cristo viniera al mundo, Dios escogió a Moisés y le entregó los diez mandamientos (Deuteronomio 4,13), que se subdividen en más de 600 mandamientos. A eso se le llama La Ley. Jesús dijo que toda la Ley se resume en dos mandamientos: amar al prójimo y amar a Dios (Mateo 22,34-40).

Ya el profeta Jeremías predijo unos 600 años antes de Cristo que La Ley sería reemplazada por un nuevo Pacto (Jeremías 31,31-34).

La Palabra de Dios dice que el Pacto de la Ley nos fue entregado por Moisés, pero el Pacto de la Gracia y la Verdad nos fue entregado por Jesucristo (Juan 1,17).

Dios dice que el hombre se salva por la fe y no por obedecer la Ley o los diez mandamientos (Romanos 3,28 y Gálatas 2,16).

La Biblia dice claramente que si el hombre se salvará por obedecer los diez mandamientos (La Ley), entonces Cristo murió en vano (Gálatas 2,21).

Pablo llega incluso a decir que el que depende de obedecer los diez mandamientos o la Ley, está bajo maldición (Gálatas 3,10).

También la Palabra de Dios es clara al decirnos que ningún ser humano se salvará por obedecer los diez mandamientos, ya que el justo se salva por la fe (Gálatas 3,11).

La Biblia dice que la Ley fungió hasta Cristo. Es decir que después de Cristo ya no es necesario obedecer la Ley o los diez mandamientos para salvarnos (Gálatas 3,19).

Vea lo que dice la Palabra de Dios: "ya que todo aquel que invoque el nombre del Señor, será salvo" (Romanos 10,13); "Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salvo, porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación" (Romanos 10,9-10).

Termina diciendo Pablo: "El pecado no se enseñoreará de vosotros, pues no estáis bajo la Ley, sino bajo la gracia" (Romanos 6,14).

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-ley-y-la-Salvaci%F3n.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:41

El Nuevo Pacto

"Vienen días, dice el Señor, en que haré con la Casa de Israel y con la Casa de Judá un nuevo Pacto" (Hebreos 8,8).

El escritor bíblico está retomando un texto del Antiguo Testamento, un texto que escribió muchos años antes de que Cristo viniera al mundo el profeta Jeremías en 31,31-34.

Dios había hecho un Pacto con Israel y Judá: La Ley de Moisés. Según ese Pacto para obtener la salvación el ser humano tenía que obedecer toda la Ley, es decir todos los mandamientos. Estamos hablando de más de 600 mandamientos que se resumen en diez mandamientos (Deuteronomio 4,13 y 5,1-21). Ese es el Primer Pacto al que se refería Jeremías, ese Pacto dejará de fungir según la Biblia (Hebreos 8,9).

Una de las razones por las que Dios elimina ese Viejo Pacto es porque los hombres no pudieron obedecerlo: "Como ellos no permanecieron en mi Pacto, yo me desentendí de ellos, dice el Señor" (Hebreos 8,9).

"Por lo cual, este es el Pacto que haré con la Casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Ninguno enseñará a su prójimo, ni ninguno a su hermano diciendo '¡Conoce al Señor!' porque todos me conocerán, desde el menor hasta el mayor de ellos" (Hebreos 8,10-11).

El Nuevo Pacto está escrito en el corazón y no en un papel, en un reglamento. Eso significa que no voy a vivir pendiente de los diez mandamientos, preocupado porque soy débil, porque caigo. Ya no vivo en la Ley, ya no estoy obligado a cumplirla, porque Dios sabe que no puedo cumplirla. Vivo en la gracia de Dios. Ese "conoce al Señor" implica cumplir la Ley de Moisés, obedecer los diez mandamientos. "Todos conoceremos al Señor" significa que todos los que aceptemos a Jesús estaremos como si cumpliéramos toda la Ley, ¿por qué?

"porque seré propicio a sus injusticias, y nunca más me acordaré de sus pecados ni de sus maldades" (Hebreos 8,12).

Cuando Dios vio que el hombre no podía obedecer los mandamientos, porque es imposible obedecerlos, vino Jesucristo y murió por tus pecados, de manera que aquel que se arrepiente y le pide perdón a Jesús, Dios lo perdona y queda como si no hubiera cometido pecado, como si hubiera cumplido la Ley, queda santo.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/El-nuevo-pacto.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 03:38

La Salvación

¿Qué debo hacer para salvarme, para tener vida eterna, para no irme al infierno, para irme con el Señor cuando El venga?

A esta pregunta las religiones han contestado de muchas maneras: unas dicen que para salvarme debo amar al prójimo, otras religiones dicen que debo cumplir los mandamientos, otras dicen que debo ir todos los domingos a la Iglesia, otras que debo cumplir los sacramentos, etc. ¿Pero qué dice Dios al respecto, que dice su Palabra?

Lo primero que la Palabra de Dios dice es que todos somos malos, que no hay ni siquiera uno bueno (Romanos 3,10-12).

En otra parte dice que sin santidad nadie verá al Señor (Hebreos 12,14). Eso quiere decir que sólo los santos se van a salvar, sólo los santos no van a ir al infierno, sólo los santos tendrán vida eterna.

Aquí tenemos un gran problema. Por un lado Dios dice que solo los santos se van a salvar y por otro que no hay un solo ser humano que haga lo bueno, es decir no hay ni siquiera un santo en la tierra. Entonces ¿nadie se va a salvar, todos vamos directo al infierno?. Vamos a ver qué dice Dios al respecto.

Cuando los judíos le dijeron a Pedro ¿qué debemos hacer para salvarnos? Vea lo que contesta Pedro:

"Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo" (Hechos 2,38).

Para salvarnos debemos arrepentirnos de nuestros pecados, entonces el Señor nos perdona y nos da el Espíritu Santo. Eso es todo lo que hay que hacer para salvarse. Cuando el Señor me perdona los pecados, es decir los borra, yo quedo sin pecado, y si no tengo pecado, soy santo y si soy santo, tengo vida eterna. Por eso la Palabra de Dios dice:

"Dios nos escogió antes de la fundación del mundo para que fuéramos santos y sin mancha delante de El" (Efesios 1,4).

Luego dice la Palabra de Dios: "Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo, porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación" (Romanos 10,9-10).

Si quieres recibir vida eterna haz esta oración: "Señor Jesús, yo te confieso como Señor y Salvador. Me arrepiento de todos mis pecados, perdóname. Gracias por darme el don de la vida eterna. Amén y amén".

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-salvaci%F3n-seg%FAn-la-biblia.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Salvación
Comenta este artículo
4 septiembre 2009 5 04 /09 /septiembre /2009 15:36

La Nueva era en el catolicismo

La Iglesia Católica publicó un documento llamado "Jesucristo, manantial de Agua Viva. Una reflexión cristiana sobre la New Age", en la cual se expone la posición de la Iglesia católica ante la New Age (Nueva Era).

Los obispos católicos expusieron en el Vaticano que un buen católico puede realizar yoga u otras técnicas de meditación oriental, conocer su horóscopo o ver películas de magia y fantasía, como Harry Potter o el Señor de los anillos.

Aunque la Iglesia Católica reconoce que las ideas de la Nueva Era (New Age) intentan alejarlos de la fe y la espiritualidad evangélica, no descartan la posibilidad de un diálogo con este movimiento satánico.

Dios se opone rotundamente a que los humanos practiquen yoga, lean o escuchen horóscopos por radio, televisión o periódicos. La posición de nuestro Dios es muy clara: la astrología (horóscopos), la magia, el espiritismo (contacto con los muertos) son abominación para El, así nos lo ha expresado en su Palabra (Ver Deuteronomio 18,10-14).

Películas como Harry Potter que promueven la brujería entre niños y adolescentes, que se ha convertido, en este momento en la forma más sutil para promover la brujería infantil es condenada en la misma Palabra de Dios (Ver Tratado No. 4 sobre Harry Potter y la Biblia).

Un verdadero cristiano no guía su vida con enseñanzas de hombres (Hechos 4,19-20), sino con la enseñanza que está en su Palabra, la Biblia, que es donde está la verdadera voluntad de Dios.

Dice Dios en su Palabra que si alguien predica un mensaje distinto al que está en la Biblia sea anatema (maldito) (Gálatas 1,6-9).

El mismo Jesucristo dijo que no era necesario que un muerto venga a este mundo a decirnos lo que hay más allá de la muerte, pues para eso está la Ley y los Profetas (La Biblia) (Lucas 16,30-31).

El Movimiento de la Nueva Era (New Age) evidentemente es un movimiento ocultista que promueve prácticas que son ofensivas contra nuestro Dios; es un movimiento que bajo ninguna circunstancia podemos tener un diálogo con ellos, al contrario, la Biblia, la Palabra de Dios los invita a la conversión y en caso de que no se vuelvan a Dios, dejen sus prácticas y quemen sus libros de brujería, les espera el Lago de Fuego y Azufre (Apocalipsis 21,8 y 22,15).

Referencia bibliográfica: Periódico La Nación, martes 4 de febrero del 2003. Vaticano abierto a Nuevas Tendencias.  P. 21ª, San José, Costa Rica.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-Nueva-Era-y-los-Cat%F3licos.htm

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Ocultismo
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog del Dr. Esyin Calderón Valverde
  • : Los temas presentados se están actualizando constantemente. Se emiten en una esfera de respeto y libertad de expresión.
  • Contacto

Perfil

  • Dr. Esyin Calderón Valverde
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación

Buscar

Enlaces