Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
5 septiembre 2009 6 05 /09 /septiembre /2009 15:57

LA CENA DEL SEÑOR O LA HOSTIA

 (Mc 14.12–25; Lc 22.7–23; Jn 13.21–30; 1 Co 11.23–26)

 

17El primer día de la fiesta de los Panes sin levadura, se acercaron los discípulos a Jesús, diciéndole: —¿Dónde quieres que preparemos para que comas la Pascua? 18Él dijo: —Id a la ciudad, a cierto hombre, y decidle: “El Maestro dice: ‘Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la Pascua con mis discípulos’ ”.19Los discípulos hicieron como Jesús les mandó y prepararon la Pascua. 20Cuando cayó la noche se sentó a la mesa con los doce. 21Y mientras comían, dijo: —De cierto os digo que uno de vosotros me va a entregar. 22Entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos a preguntarle: —¿Soy yo, Señor? 23Entonces él, respondiendo, dijo: —El que mete la mano conmigo en el plato, ese me va a entregar. 24A la verdad el Hijo del hombre va, tal como está escrito de él, pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del hombre es entregado! Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido. 25Entonces, respondiendo Judas, el que lo iba a entregar, dijo: ¿Soy yo, Maestro? Le dijo: —Tú lo has dicho. 26Mientras comían, tomó Jesús el pan, lo bendijo, lo partió y dio a sus discípulos, diciendo: —Tomad, comed; esto es mi cuerpo. 27Y tomando la copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo: —Bebed de ella todos, 28porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para perdón de los pecados. 29Os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Mateo 26,17-29

Abusos en la Cena del Señor

17Al anunciaros esto que sigue, no os alabo, porque no os congregáis para lo mejor, sino para lo peor. 18En primer lugar, cuando os reunís como iglesia, oigo que hay entre vosotros divisiones; y en parte lo creo. 19Es preciso que entre vosotros haya divisiones, para que se pongan de manifiesto entre vosotros los que son aprobados. 20Cuando, pues, os reunís vosotros, eso no es comer la cena del Señor. 21Al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y mientras uno tiene hambre, otro se embriaga. 22Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo.

 

Institución de la Cena del Señor

(Mt 26.26–29; Mc 14.22–25; Lc 22.14–20)

23Yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: «Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí». 25Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: «Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebáis, en memoria de mí». 26Así pues, todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.

 

Tomando la Cena indignamente

27De manera que cualquiera que coma este pan o beba esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la copa. 29El que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos han muerto. 31Si, pues, nos examináramos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; 32pero siendo juzgados, somos castigados por el Señor para que no seamos condenados con el mundo.

33Así que, hermanos míos, cuando os reunáis a comer, esperaos unos a otros. 34Si alguno tiene hambre, que coma en su casa, para que no os reunáis para condenación. Las demás cosas las pondré en orden cuando vaya.

I Corintios 11,17-34

 

1.  La palabra “HOSTIA”: término latín que significa víctima o sacrificio.

- En ningún momento se le llama al pan “víctima o sacrificio” en el N.T.

 

2.  La transubstanciación: un simple pan y vino se convierte en el cuerpo y la sangre de Jesús.

-  Ni la palabra ni el concepto aparece en el Nuevo Testamento (éste término fue inventado muchos siglos después por los filósofos católicos).

-  Ni Jesús ni los apóstoles convierten un pan y vino simple en el cuerpo y la sangre de Jesús.

-  Pan y vino como cuerpo y sangre de Jesús es un simbolismo y no una realidad.

-  Migajas en el suelo (de hecho en el N.T. ocurrió muchas veces y no había problema). El problema es cuando comenzamos a ver ese pan y vino como Dios.

- En 1415 en el Concilio de Constanza se discutió que si un hombre a la hora de comulgar derramaba vino sobre su barba, tanto la barba como el hombre tenían que ser quemados. A partir de este concilio se niega el vino a los fieles.

 

3. ¿Se debe adorar el pan y el vino?

-El pan y vino representa, significa pero no es el cuerpo y la sangre de Jesús. Así lo entendieron los primeros cristianos pues nunca se arrodillaron ante la Santa Cena. Tampoco la adoraron los cristianos de los primeros 300 años.

 

4.  Entonces ¿por qué se adora en la Iglesia Católica?

En Egipto había una ceremonia en la cual un pedazo de pastel era consagrado por un sacerdote del culto a la diosa Isis, y se suponía que se convertía en el cuerpo de Osiris. Después se comía y se tomaba vino como parte del rito.

Enciclopedia de Religiones Vol 2 p.76

 

La hostía redonda cuya redondez es tan importante para el misterio romano, es solamente otro símbolo de Baal, o el dios sol”

Hislop, Dos Babilonias p.163

 

En 1854 se descubrió un antiguo templo en Egipto con inscripciones que muestran estos pasteles redondos en un altar.

Cuando los misterios llegaron a Roma bajo el nombre de mitraísmo, los iniciados recibían un pequeño pastel redondo de pan sin levadura que simbolizaba el disco solar.

Esta costumbre pagana de adorar al dios Osiris en ese pequeño pastel redondo pasó a la Iglesia Católica y se fusionó con la práctica de celebrar la Santa Cena. De esas dos prácticas nació la Hostia Católica y por eso se le adora en forma de disco solar como si fuera Dios.

http://casadeoraciondanielflores.es.tl/La-cena-del-Se%F1or-o-la-Hostia.htm

Compartir este post

Repost 0
Published by Dr. Esyin Calderón Valverde - en Apologética
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog del Dr. Esyin Calderón Valverde
  • : Los temas presentados se están actualizando constantemente. Se emiten en una esfera de respeto y libertad de expresión.
  • Contacto

Perfil

  • Dr. Esyin Calderón Valverde
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación
  • Bach. en Filosofía y Humanidades; Bachillerato en Educación I y II Ciclo; Licenciatura en Docencia para Filosofía; Licenciatura en I y II Ciclo; Maestría en Administración Educativa; Doctorado en Ciencias de la Educación

Buscar

Enlaces